Publicidad

H y D
Lo bueno en frasco pequeño

Cómo embellecer un baño de pequeñas dimensiones sin perder comodidad

Con esta serie de consejos, la creatividad a la hora de decorar no será opacada por el tamaño del espacio.

La decoración de interiores plantea múltiples posibilidades, y los cuartos de baño no son la excepción. Sin embargo, la creatividad se ve muchas veces opacada por el tamaño del espacio. Siguiendo una serie de consejos, tu servicio podrá transmitir la misma comodidad que el resto de tu hogar.

El color de una habitación es fundamental a la hora de darle al espacio una imagen de amplitud. Los tonos de blanco, beige, gris, tierra, celeste o verde también generarán una idea de iluminación. Una de las últimas tendencias para la decoración de las paredes incluye revestimientos, por ejemplo, en la pared de la ducha. Las cerámicas darán una idea de profundidad al lugar. Otra opción es el efecto madera, que aporta una textura diferente. Esta última puede obtenerse a través de opciones realistas y económicas como los revestimientos adhesivos de PVC o el papel pintado.

Agregar detalles en colores vibrantes puede devolverle a un espacio pequeño la energía que le quitan los tonos pulcros. Los distintos tonos de azul, rojo, verde o amarillo empleados en flores, muebles, toallas, alfombras o decoraciones como jaboneras no solo agregarán vitalidad, sino que también harán del ambiente un espacio más hogareño.

En un baño, el almacenaje es de gran importancia. Muebles finos como columnas auxiliares pueden significar una solución. Presentan múltiples variables: rinconeras, colgantes o con patas. Para una opción más económica, se pueden construir muebles de obra en rincones no aprovechados del espacio. Con una medida personalizada, podrán ajustarse tanto a tu baño como tus objetos. Los materiales más utilizados para construir estas estanterías son pladur o durlock. Las cajas de mimbre son relativamente económicas, pueden encontrarse en cualquier tienda de decoración y son muy útiles a la hora de organizar los objetos.

Tener más de una forma de iluminación en el baño puede ser muy útil. Resulta fundamental alumbrar la zona del lavabo, pero, a su vez, crear una luz tenue para momentos de relajación podría significar una mayor comodidad en el ambiente. 

Con información de Revista Interiores