Publicidad

H y D
Te paso la data

Este invierno cuidá la calefacción de tu casa con estos siete trucos

Con creatividad vas a lograr calentar tu hogar sin depender tanto de la calefacción eléctrica o a gas.
22.08.2019 14:05
2019-08-22T14:05:00
Compartir en

En Uruguay y en el resto del hemisferio sur, sí que se siente el frío del invierno. Depender de nuestros electrodomésticos para calentar el hogar resulta costoso y muchas veces poco amigable con el ambiente.

Estos siete trucos son relativamente sencillos y baratos de implementar si lo que queres es calentar tu hogar con el menor gasto energético posible, según informa Ciudadano Diario.

COLOCAR PAPEL ALUMINIO DETRÁS DEL RADIADOR

Este truco es particularmente útil para radiadores que están fijados a paredes que están expuestas directamente al frío del exterior.

El papel aluminio tiene la propiedad de reflejar el calor que recibe. Para aprovecharlo, hay que colocarlo justo detrás del radiador. Esto evita que el calor se pierda en una pared fría y lo redirija hacia el interior del hogar.

Si bien el papel aluminio de cocina de buena calidad cumple con el trabajo, lo recomendable es utilizar uno especial para esta tarea.

USAR CORTINAS GRUESAS

Usar cortinas con un forro térmico es una opción relativamente barata. Mientras más gruesas, más efectiva es su capacidad para retener el calor interno.
Adicionalmente, se puede colocar una cortina en el lado interno de la puerta de entrada para evitar que el frío del exterior invada la casa.

PROVECHAR LA LUZ DEL SOL

Durante el día, es recomendable mantener las cortinas abiertas para aprovechar el calor natural. Aunque es débil durante el invierno, igual contribuye a mantener la temperatura de la casa.

Pero cuando se pone el sol, lo mejor es cerrarlas para maximizar el potencial de tu casa para retener el calor interno.

TAPAR PEQUEÑAS CORRIENTES DE AIRE

Incluso los pequeños orificios, como la rendija del buzón para las cartas y las cerraduras, pueden helar la casa con una corriente de aire de la que probablemente no seamos conscientes.

La solución es obstruir estos orificios con tapas que se adapten a su forma. Cortar estas pequeñas corrientes hace una gran diferencia.

COLOCAR MUEBLES ENCIMA, PERO NUNCA FRENTE A LOS RADIADORES
A corto plazo, colocar un mueble (como un sofá) frente al radiador hará que absorba su calor y evitará que caliente el resto del espacio interno. Por eso hay que evitarlo.

Lo que sí es aconsejable es colocar muebles (como gabinetes) encima de donde el radiador esté empotrado, pues esto canaliza el calor hacia el interior del hogar. Este truco es aún mejor si tus techos son altos, pues evita que el calor se disipe hacia arriba.