Publicidad

H y D
Renová ese ropero

Los 10 trucos de la Marie Kondo española para el cambio de armario perfecto

Con la llegada del frío es un buen momento para el cambio de armario. Sandalias, bañadores y shorts deben ceder su espacio a botas y abrigos.
17.05.2019 15:22

Con la llegada del frío es un buen momento para el cambio de armario. Sandalias, bañadores y pantalones cortos deben ceder su espacio a botas, abrigos y jerseys.

Un suplicio para muchos que para Vanesa Travieso, discípula de la gurú japonesa del orden Marie Kondo, representa una oportunidad para recuperar el control de nuestros hogares y nuestras vidas.

"Ordenar y organizar, libera", asegura esta gallega de nacimiento y catalana de adopción. El orden y la organización han estado muy presentes en su vida desde pequeña y, desde que alguien le regaló el 'bestseller' de Kondo 'La magia del orden' decidió hacer de esta forma de vida su profesión. Es organizadora profesional formada en Estados Unidos con Marie Kondo en un método que no sólo llena tutoriales de YouTube sobre cómo doblar camisetas sino que ha convertido en una filosofía de vida para muchos. Además, es 'coach' de organización, gestora en reformas de viviendas y colabora con numerosas marcas como Citroën para quienes ha diseñado el maletero y el equipaje perfecto. Le preguntamos cuáles son sus trucos para que la tediosa tarea de hacer el cambio de armario consiga ser más sencilla y, por qué no, puede que incluso una liberación.

1.-Vacía todo

El primer paso es sacar todo lo que tengamos en cajones, armarios, barras y cajas. "Trae también lo que guardas en el trastero e incluso en casa de tu madre", aconseja Travieso. Ver toda nuestra ropa junta sera un primer paso muy importante porque así seremos conscientes de todo lo que tenemos. Seguramente mucho mas de lo que más de lo imaginamos. "Si lo hacemos poco a poco no nos daremos cuenta y será mucho más difícil descartar prendas".

2.- Aprovechá y limpia

Es el momento de remover y renovar toda la energía -y la suciedad, claro- acumulada durante los meses de frío. Para hacerlo más agradable, la Marie Kondo española aconseja utilizar un trapo humedecido en agua al que se le añadan unas gotas de nuestro aceite esencial favorito. "Yo utilizo el de lavanda".

3.- Descartá lo que no te vas a poner

El paso crucial para que el cambio de armario sea un éxito. Sé honesto contigo mismo y dona todas las prendas que, no nos engañemos, no te vas a poner. "Es algo extraño pero la mayoría tenemos la sensación de estar desperdiciando lo que vamos a descartar". Travieso sugiere sustituir la palabra tirar por donar y pensar en la oportunidad perdida cuando dejamos guardadas cosas durante meses en una caja o en el armario. "Dejemos de tener ese sentimiento de culpa que en realidad no es otra cosa que un poco de miedo (apego) y un poco de egoísmo y soltemos".

4.- Invertí en perchas

Travieso considera que son la columna vertebral de nuestro armario. Recomienda tenerlas todas iguales, las que más nos gusten -ten en cuenta que las de madera son las que más espacio ocupan- y pensar en ello como en una inversión para toda la vida.

5.- Clasifica

¿Por colores? ¿Por categorías? Hay tantos sistemas de organización como personas. Cada persona debe buscar un sistema que sea práctico y que funcionesegún la cantidad de cosas que tenga, el espacio y sus necesidades. "Lo que sí aconsejo es el doblado vertical para cierta ropa y ordenar por categorías o, si os gusta mucho, por colores".

6.- El truco de los ganchos

¿Qué cantidad de prendas debemos tener como máximo? Travieso es flexible: "Todas las que uno considere siempre y cuando tengan un lugar determinado, haya espacio y, sobre todo, se usen". ¿Y qué hacer con los 'por si acaso' esas prendas que no estamos muy seguros de si desprendernos de ellas o no? Para solucionar estas dudas la colaboradora de Citroën propone un truco que nos hará más sencillo descartarlas en el siguiente cambio de armario. "Pongamos la percha con el gancho hacia afuera a aquellas prendas con las que tengamos dudas, si al final de la temporada el gancho sigue hacia afuera significa que en todo este tiempo no la has utilizado... Hora de soltarla".

7.- Las cajas, nuestras aliadas

En ocasiones la desorganización se debe a una falta de espacio de almacenamiento. En estos casos debemos recordar que las cosas contenidas nos ayudan a mantener el orden. Lo primero que se nos viene a la mente son las cajas -de cartón o tela preferiblemente y con tapa o cremallera-, pero también resultan muy útiles los separadores en cajones, baldas, botes, colgadores, perchas, ganchos... "Si tienes problemas de espacio puedes utilizar bolsas al vacío".

8.- El problema de los zapatos

Nunca se tienen suficientes... Travieso prefiere no hacer cambio de temporada en esta categoría, es decir, tenerlos siempre a mano. Para ello necesitamos dos cosas: un zapatero y tener justo los pares que quepan en él. "Si observamos bien seguro que podemos conseguir un espacio donde poner un mueble para los zapatos, incluso hacerlo". Si no disponemos de ese sitio lo recomendable es guardarlos por categorías -deportivas, botines, botas, zapatos...- en cajas con tapa y en un sitio en el que no hay humedad.

9.- Elige el mejor momento

No vale cualquiera. Para que el cambio de armario sea un éxito hay que escoger una ocasión en la que sepamos que disponemos de suficiente tiempo para ir sin prisa. "Tiene que ser un momento en el que realmente nos apetezca o estemos realmente concienciados". De lo contrario corremos el riesgo de abandonar al poco tiempo de empezar y volver a meter todo en el armario. ¿Cuánto tiempo necesitaremos? "Dependerá de la cantidad de ropa que tengas, del espacio disponible y, sobre todo, de lo rápido que seas tomando decisiones".

10.- Siempre solo

Al cambio de armario debemos enfrentarnos solos, nunca en pareja. Para que funcione el orden debe ser una actividad solitaria ya que cada uno debe enfocarse en lo suyo. Si no, nos distraeremos y corremos el riesgo de que pasen las horas sin haber terminado. "Organiza y ordena, dobla en vertical o solapado, cuelga... Pon la música que más te guste y disfrútalo", termina Travieso. Tal vez con sus recomendaciones, este año sí, el cambio de armario deje de ser una tortura.